Jenifer Lewis es una figura icónica en el mundo del entretenimiento, conocida por su enérgica presencia en series como Black-ish y películas clásicas como What’s Love Got to Do with It.

Sin embargo, aunque muchos están familiarizados con su carrera profesional, la historia personal que comparte con su hermana Charmaine Lewis es mucho menos conocida.

Esta relación ha sido fundamental en la vida de ambas, y a lo largo de los años, ha revelado la profundidad del compromiso y el amor familiar.

El texto a continuación ofrece una mirada detallada a la vida de Charmaine, explorando sus experiencias, su carrera y su conexión especial con Jenifer.

Charmaine Lewis

◍ La historia de Jenifer y Charmaine Lewis

Jenifer Lewis conoció a Charmaine cuando ella tenía solo siete años, a través del programa «Big Sister, Big Brother» en Los Ángeles.

La actriz, quien en ese momento estaba buscando una forma de dar apoyo y mentoría, decidió unirse a este programa siguiendo el consejo de su terapeuta y de un grupo de mujeres afroamericanas cercanas a ella​​.

Durante el programa, Jenifer conoció a una tímida Charmaine, escondida bajo un escritorio y, a pesar de sus propias luchas con el trastorno bipolar, sintió una conexión instantánea y decidió extenderle la mano​.

Los siguientes cinco años, Lewis actuó de hermana mayor, ofreciendo a la joven orientación y apoyo en todo tipo de cuestiones.

READ  ¿Qué fue de Lexie Wiggly? La exmujer de J. B. Mauney

Sin embargo, la situación cambió drásticamente cuando a la madre biológica de Charmaine le diagnosticaron esclerosis múltiple.

◍ Charmaine también es hija de Jenifer Lewis

La historia de cómo Charmaine Lewis se convirtió en la hija adoptiva de Jenifer Lewis es profundamente conmovedora.

En realidad Jenifer nunca tuvo la intención de ser madre, pero a medida que la salud de la madre biológica de Charmaine empeoraba, se hizo evidente su necesidad de un hogar estable y seguro.

Por aquel entonces solo contaba con 12 años y Jenifer, impulsada por su amor y preocupación, decidió ocuparse también de ella como madre adoptiva.

Esta decisión marcó el inicio de una nueva etapa en su vida llena de triunfos, pero también de desafíos, pues a su propia batalla con el trastorno bipolar añadió la dificultad de criar a un niño siendo soltera.

Sin embargo, su determinación y amor incondicional transformaron su relación de mentoría en un vínculo maternal fuerte y duradero.

Jenifer Lewis
greginhollywood (Greg Hernandez), CC BY 2.0, imagen recortada/redimensionada

◍ Actualmente Charmaine es una creativa exitosa

Charmaine Lewis ha seguido un camino diferente al de su madre adoptiva en la industria del entretenimiento.

Aunque ha incursionado en la actuación, con apariciones en películas como Strange Blood (2015) y Instagram Is A Liar (2015), su verdadera pasión radica en las artes visuales y creativas​.

Actualmente es consultora creativa y directora visionaria en Lucid Fate, una plataforma que permite a los artistas expresar sus ideas y conceptos de manera innovadora.

Además, es autora de un libro de arte titulado Porque el negro es hermoso: imágenes reflexivas y afirmaciones para reinas de todas las edades, en el que combina fotografías y afirmaciones para inspirar y empoderar a mujeres de todas las edades​​.

READ  Paul Ratliff: la triste historia del marido de Maggie Siff

Este libro combina su amor por la fotografía con su compromiso de promover la autoestima y la celebración de la identidad negra.

◍ También tiene familia y un hijo

En 2021, Charmaine se casó con Keith Harrison Dworkin, un talentoso músico y escritor conocido por su trabajo en grandes producciones como American Idol, Netflix y Disney.

La pareja celebró su boda en Las Vegas y el 6 de marzo de 2022 dieron la bienvenida a su primer hijo, Kilanu. Esta nueva etapa en su vida ha fortalecido su relación y les ha permitido construir una familia estable​.

Charmaine ha expresado en varias ocasiones la felicidad y el orgullo que siente al ser madre, y ha compartido momentos especiales de su familia en sus redes sociales​

Keith Dworkin es originario de Nueva Jersey y cuenta con una carrera destacada en la industria de la música, colaborando con importantes plataformas de entretenimiento.

Su talento y dedicación han sido una constante fuente de apoyo para Charmaine en sus emprendimientos artísticos y personales.

◍ Conexiones con su familia biológica

A pesar de ser adoptada por Jenifer, Charmaine nunca perdió el contacto con sus raíces biológicas. Su historia con su padre biológico, Clarence Headspeth, es un reflejo de la complejidad y la belleza de las relaciones familiares.

Durante muchos años, Charmaine no tuvo contacto con su padre biológico, pero recientemente se han reconectado. En una emotiva publicación en Instagram, expresó su felicidad al reunirse con su padre, describiendo la experiencia como un sueño hecho realidad​​.

READ  ¿Quién era el marido de Megan Ashley y por qué se divorciaron?

Por otro lado, su madre biológica sigue viva y luchando contra su enfermedad, aunque se mantiene en gran medida fuera del ojo público.

Este equilibrio entre su familia adoptiva y biológica ha sido una parte crucial de su vida, permitiéndole apreciar y celebrar sus diversas conexiones familiares.

◍ La relación madre e hija continúa en la actualidad

Jenifer ha sido muy abierta sobre los desafíos que enfrentó durante la crianza de Charmaine, especialmente siendo madre soltera y lidiando con su propio trastorno bipolar.

En su autobiografía y diversas entrevistas, ha compartido cómo la maternidad la ayudó a encontrar un propósito y una estabilidad emocional.

Su lucha con el trastorno bipolar, diagnosticado en 1990, implicó años de terapia y medicación, durante los cuales su hija y hermana fue una fuente constante de fortaleza y motivación​​.

Además, la relación entre ellas se ha manifestado públicamente en las múltiples ocasiones en que se les ha visto juntas en público.

Charmaine ha acompañado a Jenifer en diversos eventos de alfombra roja y ceremonias de premios, destacando especialmente en la gala de los premios Essence Black Women in Hollywood en 2019, donde pronunció un emotivo discurso en honor a su madre.

Estas apariciones no solo muestran su estrecha relación, sino también el profundo respeto y admiración que se tienen mutuamente.

Jenifer, por su parte, ha apoyado incondicionalmente los emprendimientos artísticos de su hija adoptiva, alentándola a seguir su pasión por las artes visuales y la consultoría creativa.

La dinámica entre madre e hija es un testimonio de cómo el amor y el apoyo pueden transformar vidas, proporcionando un modelo inspirador de familia no tradicional que supera todas las adversidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *