El expresidente Donald J. Trump fue condenado a pagar una suma significativa a E. Jean Carroll por difamación.

En un fallo sorprendente, el jurado determinó que Trump debía compensar a Carroll con $83.3 millones.

Este caso, resultado de las declaraciones de Trump en 2019, puso en el centro de atención la cuestión de los daños sufridos por Carroll, tanto emocionales como a su reputación.

Donald J. Trump
Michael Vadon, CC BY-SA 4.0, imagen recortada/redimensionada

◍ Antecedentes del caso

El camino hacia el juicio Carroll I estuvo marcado por una serie de eventos y decisiones judiciales previas que sentaron las bases para el veredicto final.

El precedente más notable fue el caso Carroll II, celebrado en mayo de 2023. En este juicio, Donald J. Trump fue hallado responsable de agresión y difamación contra E. Jean Carroll, resultando en una indemnización de $5 millones.

Este veredicto fue crucial, ya que estableció un precedente legal para los comentarios realizados por Trump en 2022, que fueron considerados difamatorios.

El caso Carroll I, sin embargo, se centró en declaraciones específicas hechas por Trump en 2019.

En este contexto, el juez Kaplan desempeñó un papel fundamental, ya que dictaminó que las afirmaciones de 2019 eran «sustancialmente similares» a las de 2022, que ya se habían juzgado difamatorias en Carroll II.

READ  La reforma laboral de Milei en pausa por decisión de la justicia argentina

Esta decisión de Kaplan significó que los problemas de difamación relacionados con las declaraciones de 2019 no podían volver a ser litigados en el juicio Carroll I, debido a los principios de «collateral estoppel» (o impedimento colateral).

Además, Trump intentó en varias ocasiones retrasar el caso Carroll I, incluyendo un intento de aplazamiento por el funeral de su suegra. Sin embargo, estas solicitudes fueron rechazadas repetidamente por el Tribunal de Apelaciones de los Estados Unidos para el Segundo Circuito y por el juez Kaplan.

Sin embargo, estos esfuerzos de Trump para demorar el juicio fueron vistos como tácticas para evitar enfrentar las consecuencias de sus acciones.

◍ Cálculo de los Daños

El proceso de cálculo de los daños en el caso Carroll I fue una tarea meticulosa y compleja para el jurado, pues se les pidió evaluar y cuantificar los daños sufridos por E. Jean Carroll, tanto en términos compensatorios como punitivos.

Por un lado los daños compensatorios se asignaron para abordar las pérdidas sufridas por Carroll, incluyendo daños a su reputación y sufrimiento emocional.

El jurado otorgó $18.3 millones en compensatorios, reconociendo el impacto significativo de las declaraciones de Trump en la vida profesional y personal de Carroll.

Esta suma se basó en la necesidad de un «programa de reparación de reputación», estimado entre $368,183.78 y $2,763,107.82 por la experta en daños, la profesora Ashlee Humphreys.

READ  Pionyang hace pruebas con un dron que genera tsunamis radiactivos

Estos daños buscaban cubrir no solo la reparación de la reputación dañada de Carroll, sino también el dolor emocional y el sufrimiento causado por las declaraciones de Trump​​​​.

Por otro lado se establecieron $65 millones adicionales en daños punitivos fueron impuestos como una medida para castigar a Trump por su conducta maliciosa y para desalentar futuras acciones similares.

Este aspecto del veredicto subraya la gravedad con la que el jurado vio las acciones de Trump y su desprecio «voluntario» por los derechos de Carroll.

Los daños punitivos son especialmente significativos en casos de difamación de alto perfil, ya que sirven como un fuerte mensaje disuasivo para las figuras públicas sobre las consecuencias de difamar a otros​​.

Es notable que el jurado solo deliberara durante unas pocas horas antes de llegar a su decisión. Esto sugiere que había una clara convicción entre los miembros del jurado sobre la responsabilidad de Trump y la necesidad de una compensación significativa para Carroll.

◍ Implicaciones y repercusiones

Este fallo tiene implicaciones significativas. Por un lado, destaca la seriedad con la que los tribunales están abordando los casos de difamación, especialmente cuando involucran a figuras públicas de alto perfil.

Por otro lado, pone de relieve el impacto duradero que las declaraciones difamatorias pueden tener en la reputación y el bienestar emocional de una persona.

READ  Giammattei es sancionado por corrupción tras dejar la presidencia de Guatemala

En conclusión, el caso de E. Jean Carroll contra Donald Trump es un hito en el ámbito legal, no solo por la cuantía de la indemnización, sino también por lo que representa en términos de justicia y responsabilidad de las figuras públicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *